8 mar. 2010

Una nube de barro roja cubrió toda Atenas y obligó a cerrar algunos puertos


Los fuertes vientos y la elevada humedad ocasionaron hoy una nube de barro roja que cubrió toda Atenas y que obligó a cerrar algunos puertos, mientras los pueblos en el norte de Grecia aparecieron nevados.
La nube de barro, procedente del desierto del Sáhara, dejó las calles y los edificios cubiertos por una fina capa de arena y la visibilidad fue limitada desde primeras horas de la mañana.

Según los meteorólogos, se trata de un fenómeno de la naturaleza “normal”, aunque su dimensión es mayor que en anteriores ocasiones.

La nube cubrió Atenas desde la madrugada debido a las altas temperaturas para la época, a la elevada humedad y a un fuerte viento del sur.

Los medios atenienses recomendaron hoy a los habitantes de la capital griega, en especial a aquellos con problemas respiratorios, no salir de sus casas.

de carga y la circulación de peatones en el mayor puente colgante de Europa, entre Rio y Antirio, a unos 200 kilómetros al oeste de Atenas, en el golfo de Corinto.

Asimismo impidieron a algunos transbordadores zarpar a las islas helénicas desde el Puerto del Pireo.

La parte septentrional de Grecia se vio afectada por nevadas, que se prolongarán durante la semana, según los pronósticos meteorológicos.

Por otra parte, en la zona marítima de Lepanto, en el golfo de Corinto, tuvo lugar este mediodía un seísmo de 4,2 grados de magnitud en la escala de Richter, sin que se tengan noticias de víctimas ni daños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario